Alimentos transgénicos: ¿ Ventajas o inconvenientes ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Cargando…

Los alimentos transgénicos son productos destinados al consumo humano, que presentan modificaciones genéticas hechas por expertos dentro de un laboratorio. Se trata de biotecnología, una ciencia que se aplica en la industria alimentaria y que tiene por objetivo, mejorar la calidad de las cosechas y así garantizar la rentabilidad de los cultivos.

alimentos transgenicos ventajas y desventajas

La creación y cultivo de alimentos transgénicos puede ser una práctica beneficiosa a nivel económico y social, principalmente porque las modificaciones genéticas permiten que las plantas sean más resistentes a la sequía y las plagas, pero presenta algunas desventajas para la salud de las personas.

Alimentos Transgénicos: Ventajas y desventajas

A continuación, conoceremos a profundidad las ventajas y desventajas de los alimentos transgénicos, aprenderemos diferentes ejemplos y mucha información útil para entender mejor este tema tan complejo e importante para nuestra vida diaria.

¿Que son los alimentos transgénicos?




Se consideran alimentos transgénicos a los productos que incluyen en su composición química algún elemento que procede de organismos que han sido modificados genéticamente. Son alimentos que poseen un gen que pertenece a otra especie y esto lo logran por medio del uso de biotecnología, que es la manera en que se hace posible hacer la transferencia del gen desde un organismo a otro y así poder dotarlo de cualidades especiales, no propias de la especie.

Por ejemplo, los alimentos transgénicos proceden de plantas que tienen la capacidad de resistir plagas, sequias y ser fuertes ante la acción de herbicidas y plaguicidas. Los transgénicos desde su creación se han visto envueltos en muchas polémicas, principalmente asociadas a los posibles riesgos a la salud y el medio ambiente que se pueden producir al liberar semillas de origen transgénico en la naturaleza.

Estos alimentos al sufrir ciertas modificaciones a nivel genético, suelen presentar características un tanto diferentes al fruto original y sin modificaciones. Es fácil encontrar en los supermercados tomates rojos y enormes producto de semillas genéticamente manipuladas. Al ser plantas resistentes, el agricultor pudiera abusar de los elementos tóxicos como plaguicidas y los mismos quedar impregnados en el fruto y luego ingresar a nuestro organismo, lo cual representa un gran riesgo sanitario para la población.

Como ventaja, los alimentos transgénicos tienen una mejor apariencia, son más nutritivos, resistentes a plagas y condiciones climáticas, enfermedades y tienen un crecimiento acelerado lo que favorece una mejor producción. No se sabe con certeza si el consumo de este tipo de alimentos sea perjudicial para la salud de las personas, pero con más de 25 años de creados, ya se encuentran inmersos dentro de nuestra vida cotidiana sin que se midan a profundidad sus efectos dentro del organismo y es por eso que tipo de alimentos se ha vuelto tan controvertido.

Algunos ejemplos de los alimentos transgénicos más comunes




Dentro de la vida moderna se ha hecho extremadamente común la ingesta de alimentos de este tipo, los cuales podemos encontrar tanto en los supermercados, restaurantes de comida rápida y en productos manufacturados en los que algunos de los ingredientes pudieran no tener un origen orgánico.



Hoy conoceremos cuáles son los alimentos transgénicos más comunes y conocer un poco más sobre sus características y particularidades.

1.     Leche

Mucho se sabe sobre el pésimo tratamiento que reciben las vacas lecheras durante su vida, y esto lo sabemos gracias al arduo trabajo de los movimientos veganos que intentan visibilizar esta problemática, buscando minimizar el sufrimiento animal. Lo que muy pocas veces llega a ser de conocimiento público, es que durante los procesos de selección que se llevan a cabo en busca de mejorar los niveles de producción de leche, las vacas reciben altos niveles de RBGH, una hormona que favorece el crecimiento bovino y que en países como Nueva Zelanda, Japón y Canadá se encuentran totalmente prohibidos.

2.    Maíz

El maíz es uno de los alimentos transgénicos más comunes. 85% del maíz cultivado en Estados Unidos y Europa posee modificaciones a nivel genético y son muchos y muy variados los alimentos que contienen granos de maíz genéticamente modificado. La razón por la cual modifican el maíz es para hacerlo resistente al glifosato, un herbicida utilizado para eliminar las hierbas indeseables y que puede acabar con siembras enteras de plantas sin las modificaciones correspondientes. Los nuevos genes se insertan en el genoma de la planta y con esta modificación se vuelve mucho más resistente a los insectos.

3.     Soya

La soya es otro de los alimentos transgénicos que más se produce, ya que es muy popular entre deportistas y personas que siguen dietas veganas gracias a su aporte de proteínas. El mayor productor mundial de semillas de soya es Pioneer Hi-Bred International, el cual produce semillas híbridas que dan como resultado una soya con mayor contenido de ácido oleico, relacionado con la reducción del colesterol malo y esto se debe a sus modificaciones genéticas.




4.    Alfalfa

En el año 2011 se aprobó mundialmente la producción de alfalfa con modificaciones genéticas. La principal modificación fue hacer a la alfalfa resistente al Roundup, un herbicida. Con esta modificación, los productores puedes limitar el crecimiento de hierbas dañinas alrededor de las plantas de alfalfa sin necesidad de que las mismas sufran ningún daño, mejorando considerablemente la producción.

5.    Tomates

En la vida moderna y en el mundo culinario, es muy fácil conseguir tomates en casi cualquier plato fuerte de las diferentes culturas del planeta, además sirven de acompañamiento, para ensaladas e incluso en salsas y aderezos como el kétchup.

La enorme demanda de este producto ha necesitado la intervención genética para aumentar la producción y generar frutos más nutritivos, resistentes al cultivo y transporte por largas distancias, además de ser más fuertes para que sean almacenados por más tiempo. Un gen opuesto o antagónico a la enzima que causa la degradación del fruto es el responsable de que se descomponga más lentamente.

6.    Remolacha azucarera

Para el año 2005 se aprobó la producción de remolacha azucarera con modificaciones genéticas y fue causa de muchas controversias. Sobre todo, el centro de la controversia es Estados Unidos ya que en ese territorio se produce el 95% de la remolacha azucarera que consume a nivel mundial.

pan

7.    Pan

El pan es uno de los alimentos transgénicos por excelencia. El pan que se comercializa en los supermercados de todo el mundo, con envoltorios de grandes marcas alimenticias, posee en su composición al menos un ingrediente de origen transgénico, sumado a que muchos de los ingredientes y aditivos distan mucho de ser naturales. Es decir, no se trata de que el pan este genéticamente modificado, sino que muchos de los ingredientes, o materia prima que se utiliza para su elaboración como el trigo y los cereales, pueden tener un origen transgénico.



8.    Patata

La patata encabeza sin lugar a dudas la lista de alimentos transgénicos. En este caso el beneficio ha sido evidente para los productores y consumidores, porque las versiones genéticamente mejoradas permiten mejorar la producción y obtener un fruto con mayor proporción de minerales lo que por un lado la hace más beneficiosa para su consumo humano y por la otra aumenta su resistencia a las plagas durante el proceso de cultivo. Una copia antagónica del gen que produce las enzimas de almidón se encarga de anularlas, logrando un producto de mejores características, sin disminuir su valor nutricional.

9.    Arroz

La modificación más importante en esta planta de hacer que el grano contenga mucha mayor cantidad de vitamina A.

10.       Carnes

Las reses también sufren modificaciones genéticas y el objetivo de las mismas es que los animales destinados a la alimentación posean mayor tamaño, peso, tengan un crecimiento acelerado y se adapten al entorno de una manera más sencilla, en especial la adaptación a diferentes tipos de clima y suelos de cada país.

¿Cuántas clases de alimentos transgénicos existen?

Se reconocen tres clases de alimentos transgénicos, cada clase tiene un uso y un destino específico dentro de la cadena productiva y de la industria alimentaria.

  • Sustancias que se emplean en tratamiento animal. El objetivo de estas sustancias es mejorar la producción. Por ejemplo, en el ganado vacuno destinado a la producción de lácteos se suele utilizar hormonas de crecimiento de forma que aumente la producción de leche. En la Unión Europea se encuentra prohibido el uso de esta clase de sustancias pero en Estados Unidos y otras partes del mundo no lo está.
  • Sustancias que se utilizan dentro de la industria alimentaria. Son elementos que se obtienen de microorganismos utilizando técnicas de modificación de la cadena de ADN. Por ejemplo, la quimosina recombinante que se utiliza en Europa para la fabricación de una gran variedad de sus más populares quesos.
  • Productos finales. Granos, cereales, frutas, verduras, vegetales, legumbres y tubérculos, así como productos de manufactura industrial como enlatados, embutidos y productos prefabricados como el pan y las masas para pizza, que incluyen en su composición química alguna clase de elemento transgénico.

Alimentos transgenicos pros y contras

Desde su creación, los transgénicos han estado sujetos a una fuerte polémica y han generado posiciones enfrentadas en el mundo de la política, causado modificaciones a las leyes de comercio y agricultura de diversos países del mundo y levantado la pasión de los activistas de organizaciones de todo el mundo que se dedican a visibilizar la protección del medio ambiente. Pero no todo es negativo en cuanto a esta clase de alimentos y es por eso que sería correcto conocer tanto las ventajas como las desventajas que los estos alimentos ofrecen a las personas y al medio ambiente.



Ventajas de los transgénicos

Esta clase de alimentos se encuentran sometidos a estrictos controles de salubridad y análisis de sus características, por lo cual, antes de ser comercializados, pasan años de rigurosos procesos de verificación de calidad y bioseguridad, antes de poseer el aval de ser apto para el consumo humano.

A favor de estos alimentos, se puede decir que las modificaciones genéticas permiten crear productos mucho más resistentes a las enfermedades, las plagas de insectos, los químicos y la degradación posterior al cultivo, o como en el caso de las papas y el arroz, presentan una mayor concentración de vitaminas y minerales, frente a los frutos de plantas libres de modificaciones en su ADN, lo cual tiene incidencia en la salud de las personas.

Las características nutricionales se ven mejoradas en muchos alimentos de origen transgénico y por tanto es posible disfrutar de frutas y vegetales bajos en ácidos grasos saturados y altos en minerales, vitaminas y aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo humano, mejorando la calidad de vida de las personas que los consumen.

Desventajas de los transgénicos




En cuanto a los aspectos negativos, parte de la controversia generada por los alimentos transgénicos se debe a que, según explican los expertos de Greenpeace, es que los “riesgos sanitarios a largo plazo no se están evaluando correctamente”, principalmente debido a la aparición de informes que indican un potencial de riesgo para la salud de las personas, por ejemplo el desarrollo de alergias y otros efectos secundarios no deseados.

Además, el proceso de modificación genética de los alimentos y la producción de semillas transgénicas pudiera suponer una nueva clase de contaminación capaz de poner en riesgo la biodiversidad del planeta, esto, según expertos en el área como Juan Felipe Carrasco, ingeniero agrónomo encargado de difundir la lucha contra los transgénicos que lleva a cabo Greenpeace en España. La preocupación en este aspecto es que los rasgos que son implantados por medio de las técnicas de biotecnología vegetal se transmitan a nuevas especies y que den como resultado una modificación irreversible en plantas que no necesitaban ningún cambio.

El departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Politécnica de Madrid manifiesta que los transgénicos son una evolución necesaria, ya que son la mayor innovación conseguida en los últimos 25 años en el campo de la producción alimentaria, siendo un avance que no representa ningún riesgo para la salud de los seres humanos y no representa ningún riesgo biológico a largo plazo para el medio ambiente, ya que las modificaciones de las características son beneficiosas para las especies involucradas.



Deja un comentario