Periostitis Tibial: Un mal de deportistas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Te gusta salir a correr algunos minutos? Entonces es necesario que conozcas de la periostitis tibial, un mal que ataca a los deportistas en su gran mayoría.

Así es, si te consideras un runner, debes saber que estás expuesto a una lesión ósea que se llama periostitis tibial. No te preocupes, no esperaremos llegar al final del texto para decirte que así como es de común, también es de fácil atención.

Aquí podrás conocerlo todo sobre esta lesión, con recomendaciones de expertos y traumatólogos que han tratado este tipo de casos en varias oportunidades.

El traumatólogo, Dr. Jorge Filippi Nussbaum, señala que es uno de las lesiones más comunes en corredores, triatletas, maratonianos y otra clase de deportistas y advierte que para su atención lo más recomendable es asistir al médico.




¿Por qué se produce la periostitis tibial?

Pues bien, la causa es sencilla y viene dada por el roce, la fricción y las vibraciones que se generan en la tibia y concretamente en el periostio, que es la membrana que recubre a todos los huesos, en este caso la tibia.

Esta membrana se encarga de darle al hueso nutrición, irrigación y sensibilidad, por lo tanto se encuentra muy unida al hueso, por ello la inflamación muscular en la zona también está asociada a esta afección. De igual forma, cuando los tendones se ven comprometidos por alguna inflamación, podría asociarse a la periostitis tibial.

Cuando se producen incomodidades en la pierna como calambres o ardor, producto de unos minutos de ejercicio, podría estarse produciendo una periostitis tibial.

Esto sucede sobre todo en corredores que han presentado una decaída en su entrenamiento, en personas que están iniciando, o simplemente después de una calistenia inadecuada, un descenso en el ritmo de carrera también podría generar esta lesión.

Los motivos son variables, la mayor responsabilidad en los casos presentados y estudiados la conlleva una sobrecarga de la zona, lo que se conocería como estrés tibial y aunque esta es la mayor razón de ser, no es la única, como ya lo dijimos, existen muchas otras, por eso es difícil identificar cuando llega a suceder.

Sin embargo es una lesión que requiere atención, sobre todo porque tiende a ser descuidada, ya que generalmente suele pasar rápido y en muchos casos no es agudo.

periostitis tibial

El calzado fundamental contra la periostitis




Otro elemento que se debe tomar en cuenta es el calzado utilizado para la práctica del ejercicio, este debe ser adaptado para la carrera, es decir con un sistema de amortiguación (acolchado) que distribuya de buena manera el peso corporal sobre la planta del pie.

Igualmente las superficies por donde se corre, existen algunas extremadamente duras. Por ejemplo el asfalto es totalmente rígido, sin embargo el cemento es un poco más maleable con respecto al zapato. El mejor de los casos es la tierra, que ayuda resistir el impacto de la zancada, que se puede producir a más de 30 kilómetros por hora.

Estudio de la pisada (pronación y supinación) contra la periostitis

Otro elemento recurrente y producente de la periostitis tibial, es la hiperpronación del pie, que sucede cuando el movimiento normal del pie, la pronación, se da de manera excesiva. La pronación es un movimiento que permite que las articulaciones del pie se expandan, para que la zona tenga una mayor adaptabilidad a la superficie.

Cuando este movimiento sucede en demasía, el pie tiende a tener un aplanamiento, siendo esta una situación absolutamente contraproducente para caminar y hacer ejercicios; las piernas y la pisada en general se ven afectadas y a largo plazo podría producirse la periostitis tibial.

Tipos de Periostitis



Debes tener en cuenta que existen dos tipos de periostitis tibial, una que se produce en la zona posterior y la otra en la anterior, esta última es la más común.

No en todos los casos la periostititis tibial se refleja en una hinchazón sobre la zona, en algunos casos se manifiesta a través de una especie de quemazón o pinchazos, dolorosos por demás y a los cuales se les debe prestar atención.

Pudieran suceder casos en que la periostitis tibial se produzca en ambas piernas, lo que sería realmente lamentable, porque entorpecería casi de manera absoluta las labores diarias. Aunque esta situación es poco probable y según médicos traumatólogos, son reducidos estos casos.

Hay un elemento sobre el cual se debe tener sumo cuidado, en algunos casos la periostitis tibial tiende a ser confundido con osteopenia, una afección asociada al estrés en el hueso, que pudiera desencadenar en alguna fractura.

periostitis en corredores

¿Cómo identificar una periostitis tibial?

Es sencillo identificar si estamos padeciendo una periostitis tibial. Supongamos que es día de entrenamiento y salimos a correr, eso sí, luego de haber cumplido un calentamiento previo. Durante el ejercicio podría sentir una especie de pinchazo que irá aumentando su molestia con cada paso, podría empeorar aún más y dificultar la zancada al nivel de desestabilizar la carrera.

Es momento de parar y verificar que ha sucedido. Existe una forma que es infalible al momento de comprobar si realmente se sufre de periostitis tibial.

Ubicando los dedos índice, anular y pulgar, sobre los dos tercios y medio de la pierna –más menos la mitad de la tibia- se debe apretar la zona de espinilla y parte de la musculatura de la zona, sin exceder en la fuerza aplicada, si luego de hacer esto existe dolor, es probable que se trate de periostitis tibial.




A través de un sencillo autoexamen también se puede comprobar si se es propenso a padecer la periostitis tibial;  con un dedo o dos, se ejerce una presión sobre los dos tercios inferiores de la tibia, si luego de la prueba, la zona queda medianamente hundida, el lugar está endematizado, eso quiere decir que existe presencia de líquido bajo la piel, un factor de riesgo.

Asimismo, las mujeres deben tener en cuenta que son ellas las más propensas a sufrir de periostitis tibial, por eso lo más recomendable es atender estas recomendaciones y tomar en cuenta todos los cuidados para evitar su padecimiento.

Existen dos casos en que la periostitis tibial puede presentarse también, la primera es que el diámetro de la pantorrilla sea pronunciada y segundo el sobrepeso, que es un factor de riesgo que puede incidir en la presencia de esta molestia.

De igual forma, se puede recomendar la realización de unos rayos x o una resonancia magnética, sin embargo algunos doctores prefieren evitar estos métodos, a menos que la situación se torne crónica y se desee conocer con precisión el alcance de la lesión.

¿Cuál es el tratamiento a seguir para la periostitis tibial?

Lo primordial en este caso para tratar la periostitis tibial es identificar la razón de la lesión, es decir, si existen problemas de hiperpronación, que desfigura la pisada, tal vez una sobrecarga muscular, exceso en el entrenamiento, pudiera existir también una zona endematizada, observar los zapatos que se están utilizando y precisar si es necesario el uso de plantilla.



En todos estos casos, será el traumatólogo o un médico podólogo quien deberá hacer los chequeos pertinentes y determinar qué es lo recomendable y cuál es el origen de la lesión.

Lo más recomendable, es que si la lesión se atiende a tiempo, el médico solo recete descanso y paro de actividades físicas, para darle reposo a la pierna. Pudiera recomendar algunos analgésicos y si hubiera inflamación, seguramente un poco de hielo, incluso si no la hubiera, también sería recomendable colocar algún elemento frío.

Para algunas personas dejar de practicar su deporte puede ser totalmente perjudicial para su vida; nos referimos en este caso a atletas de alta competición. Pues para ellos existe la aplicación de fisioterapia, que puede llegar a reducir el dolor en un tiempo muy rápido.

Actualmente es posible colocar alguna especie de kinesiotape, mejor conocido como vendaje muscular, una especie de cinta adhesiva que se adhiere al cuerpo para ayudar a relajar el músculo que ha estado sobreexpuesto a alguna carga.

Una vez la zona se haya recuperado de la lesión, deberán haber algunos tratamientos distintos, para evitar que el inicio de las actividades genere una nueva lesión.

Por ejemplo, se deberá iniciar con un entrenamiento que debe ir de manera creciente aumentando su ritmo, evitando los cambios bruscos y la sobrecarga en la zona.

El estiramiento y la elongación de los músculos de la zona serán fundamentales para procurar una mejor irrigación de sangre, para que esto a su vez genere una mejor preparación muscular. Esto último es supremamente importante, no solo ante una lesión, sino para cualquier atleta de cara a su entrenamiento.

Otra forma de evitar una periostitis tibial, es fortaleciendo los músculos de la pantorrilla, esto favorece no solo en disminuir la propensión a las lesiones, sino que también ofrece fortaleza a la pierna y le genera estabilidad.

Un buen ejercicio para el fortalecimiento de la pantorrilla, es el levantamiento del cuerpo con la punta de los pies, pudiendo iniciar con solamente el peso del cuerpo, luego podrían agregarse algunos kilos en mancuernas.

La inyección de plasma centrifugada, con una carga muy alta de plaquetas puede generar excelentes resultados para los pacientes de periostitis tibial, aunque esto debe ser un consenso entre el médico traumatólogo y tú, además todo dependerá de lo que él considere realmente necesario. (las molestias en la rodilla con ácido hialuronico siempre han sido también una manera de “mejorar” molestias)

La intervención quirúrgica se plantea solo en casos muy, pero muy extremos, en los que ninguno de los tratamientos haya dado resultado, así lo explica el traumatólogo, Eugenio Ferrer, quien descarta de manera casi total, la solución a través de una operación.

Expone que la intervención quirúrgica para estos casos es muy poco frecuente, casi nula. Porque el margen de mejoría es realmente mínimo, a largo plazo y prácticamente innecesario.

De todas formas, lo más recomendable y según lo que hemos expuesto, es que para la recuperación total de este problema, se debe hacer un abordaje global; es decir, atender sus formas de entrenamiento, revisar su calzado, la superficie en la que está entrenando, la alimentación, el peso, la fuerza de la musculatura, antecedentes de otras lesiones óseas, en fin todo lo que conlleva la periostitis tibial.

Más recomendaciones contra la periostitis




Para tu salud siempre es recomendable hacer ejercicio, así que no descuides esta faceta de tu vida, que siempre debe estar presente. Al menos 15 minutos diarios de trote o caminata le sentarán bien a tu cuerpo.

consejos para empezar a correr

No descuides tampoco la atención médica que debes recibir si practicas deporte de alta competencia, la sobreexposición a largos períodos de ejercicio puede generar desgaste y solo el médico puede decirte cómo atender estas situaciones recurrentes.

Recuerda también que a tu lado es recomendable tener un entrenador que conozca sobre las lesiones a las que estas expuesto y cómo tratarlas de manera inmediata si se llegase a presentar alguna durante el entrenamiento.

Incluso tú mismo, nunca está demás que conozcas acerca de lo que podría afectarte si practicas tal o cual deporte, esto te ayudará no solo a planificar mejor tu rutina de entrenamiento, sino que te dará mayor oportunidad para el desarrollo físico.

Ante cualquier lesión lo recomendable e inmediato es hacer un alto en el entrenamiento e inmediatamente después verificar qué sucede, ir con el médico para que este a su vez te realice el chequeo pertinente.

Los ritmos de entrenamiento son muy importantes, así que no lo descuides. Recuerda comenzar con poca carga y luego ir incrementando, esto para dar oportunidad a los músculos y a tu irrigación sanguínea de adaptarse.

Diversificar tus entrenamientos, es una buena manera de obtener mejores resultados. Por ejemplo si eres un runner, no siempre debes salir a trotar, podrías combinar con ejercicios de natación para dar fortaleza a la parte alta de tu cuerpo. Estarás haciendo ejercicio cardiovascular de igual forma y a la vez tus piernas se estarán ejercitando, pero no con la misma intensidad.

Recuerda también que la natación es excelente para las articulaciones de las piernas, ayuda a su fortalecimiento y además es un excelente deporte para la distracción.

Pues bien, al parecer ya lo sabes todo sobre la periostitis tibial, ahora que lo sabes procura aplicar estos conocimientos en tu entrenamiento para que evites cualquier tipo de lesión.

Existen multitud de “medias de compresion”, información en libros que hablan muy mucho en detalle sobre el problema de la periostitis, plantillas ortopédicas que ayudan a prevenir lesiones en el CASO DE QUE SEAN NECESARIAS y mucha más información que te detallamos aqui:

Superventas nº. 1
Bracoo Calentadores Mangas de Compresión para Pantorrilla, 15-20mmHg Apoyo Graduado, Alivio Espinillas Periostitis Tibial - Tejido Amortiguador Contra Vibraciones en Superficies Duras, Mayor Resistencia Muscular
  • GENUINA COMPRESION GRADUADA (15-20mmHg) desde el tobillo (20mmHg) hasta la rodilla (15mmHg) para máxima circulación de la sangre; mejor resistencia muscular, acelera la recuperación del tejido, y reduce calambres e inflamación
  • ABSORCION DE VIBRACIONES tejido hecho a medida para superficies duras, aliviando dolor tibial y otras dolorosas condiciones comunes al ejercicio de mucho impacto; ideal para maratones, tenis, futbol, baloncesto, y atlética
  • CARACTERISTICAS ESPECIALES tela de dispersión de humedad para mantener la piel seca, libre de irritaciones, y reduce la acumulación de olores después de ejercicio intenso; amplia manga antideslizante ayuda a mantener los calentadores hacia arriba
  • DISENO VERSATIL para deportes y también uso cotidiano debajo la ropa para profesionales en trabajos como la venta al detalle, enfermería, hospitalidad, e industria viajes quienes frecuentemente sufren de pies hinchados, venas varicosas, y fatiga al estar en pie o sentados por periodos prolongados
  • DISPONIBLE EN LAS SIGUIENTES TALLAS M: 27-36.5cm, L :36.5-42cm, y XL: 42-48cm (medir la circunferencia de la pantorrilla en el punto más ancho) disponible con un diseño con líneas blancas o amarillas
Superventas nº. 2
Órtesis tubular de compresión para pantorrilla Actesso (1 par). Perfecta para lesiones de la pantorrilla como periostitis tibial, que ayuda a aliviar el dolor y prevenir lesiones mayores – Perfecta para correr, caminar o hacer deporte (Grande, Azul)
  • ACELERA EL PROCESO DE CURACIÓN - Esta órtesis de pantorrilla ofrece calor, compresión y soporte para la zona de la pantorrilla para ayudar a reducir el dolor y lesiones mayores
  • Ideal para lesiones de la pantorrilla, periostitis tibial, lesiones menores y para deportistas y personas que están de pie todo el día
  • LIGERA Y CÓMODA - Esta órtesis es ligera, cómoda de llevar y perfecta para deportes como correr o fútbol
  • TALLAJE - Para determinar tu talla mide la parte más ancha de la circunferencia de la pantorrilla en centímetros
  • Pequeña -30-34. Mediana -34-38. Grande -38-42
Superventas nº. 3
Plantillas ortopédicas deportivas Sole Control Advantage, soportes para los arcos, pies planos, arcos caídos, pronación, fascitis plantar, espolón del talón, periostitis tibial, dolor de rodillas (EU 37.5-39, Rojo)
  • Fabricado en EVA, un material, conocido por su golpes extremos características y con control de movimiento capa base, para compensar a los mayor presión mientras del deporte.
  • Mantiene el pie y bajo el cuerpo alineadas correctamente, reduce la presión en talón y permite más largos y juanetes deporte sin dolor.
  • A la plantilla contribuye al, su pie en lesiones existentes, plano pies, Talón De absenkende, sobreexplotación, espinilleras verle tzunen, lesiones tobillo, überben, mortons neuroma, metaatarsalgia, dolor de rodillas y la espalda problemas a apoyar.
  • Sole Control Advantage se han diseñado para minimizar el riesgo de lesiones, que por la participación de activa deportes puede ocurrir.
  • La estricta TPU Balance apoyo es fabricado para apoyar a su pie a mantener en la posición correcta y a biomechanismen naturales de su pie y maximizar la ejercicio de deporte, importante y minimizar el riesgo de lesiones.



Deja un comentario