Cuidados Especiales de la Vitamina B12

La vitamina B12 se encuentra principalmente en alimentos de origen animal, como carnes y embutidos, pescados, lácteos y huevos. Los alimentos de origen vegetal son deficitarios en vitamina B12, excepto la levadura de cerveza y algas Nori.

Esta vitamina es vital para que nuestros glóbulos rojos puedan desarrollarse adecuadamente y desempeñar su función de transporte de oxígeno. Su carencia por lo tanto produce anemia megaloblástica, es decir, que nuestros glóbulos rojos presentan un tamaño más grande de lo normal. Si se modifica su estructura, se altera su función de transporte provocando un cuadro típico de anemia: fatiga, decaimiento, palidez en las extremidades, caída de cabello, falta de ánimo … La carencia de vitamina B9 o ácido fólico también provoca el desarrollo de anemia megaloblástica. Por lo tanto, tenemos que vigilar el consumo de las dos! Sin embargo, existen otros factores externos e internos que afectan a su absorción.

Si nuestra alimentación es variada y equilibrada no debe preocuparnos este problema de salud, ya que es extremadamente difícil desarrollar anemina megaloblástica si comemos de todo. Sin embargo, los veganos (vegetarianos estrictos) al no consumir alimentos de origen animal, tampoco lácteos ni huevos, presentan un riesgo elevado de padecer déficit importante de vitamina B12. En estos casos se recomienda suplementación que cubra el 100% de las necesidades de B12. Las necesidades de ácido fólico seguro que quedan cubiertas, ya que se encuentra principalmente en los vegetales de hoja verde como espinacas, acelgas, lechuga; legumbres como las judías y habas; y cereales integrales.

La vitamina B12 precisa una “ayuda” para poder ser absorbido en un tramo específico del intestino delgado (íleon). Esta ayuda es aportada por una sustancia que se encuentra en una células (parietales) presentes en el estómago: el factor intrínseco. El complejo formado por el factor intríseco y vitamina B12 viaja junto con el bolo alimenticio al intestino delgado, y en la zona de absorción, los receptores encargados de reconocer el complejo estimulan a las células intestinales para captar la vitamina B12. Por lo tanto, sin la formación de este complejo, es imposible que nuestro cuerpo pueda asimilar la vitamina B12 de nuestra alimentación.

Este factor intrínseco puede fallar por muchos motivos y a pesar de comer alimentos ricos en vitamina B12, los niveles de vitamina sanguíneos se encuentran bajos. En estos casos se recomienda que el médico revise las funciones gástricas y el estado de la mucosa.

Hemos querido compartir la importancia de las vitaminas B12 y B9 y las fuentes alimentarias donde la podemos encontrar. Tener en cuenta que una alimentación rica en alimentos de origen vegetal necesita la combinación de alimentos de origen animal o bien administrar suplementos de vitamina B12. Los problemas gástricos pueden dañar la mucosa y puede dañar las células encargadas de aportar factor intrínseco, imprescindible para la absorción de vitamina B12.

Deja un comentario